email:    contraseña:     ¿Perdió su contraseña?   Registrarse  

Haz tu compra de vino online sin gastos de envío superando los 100€ y usando el código #portesgratis en la pantalla de pedido.

Denominación de Origen D.O. Rioja

Comprar vinos riojaSi estás interesado en comprar vinos Rioja, a continuación encontrarás un listado de los vinos Rioja que puedes comprar en la tienda de vinos online.
Si antes de comprar vinos Rioja, te gustaría conocer más sobre esta famosa región vinícola haz click en el botón "leer más" que encontrarás a la derecha de este texto, y podrás conocer más sobre los vinos Rioja. ¡Buena compra!

Todo lo que debes de saber antes de comprar vinos Rioja

Historia de los vinos Rioja

El primer testimonio de viticultura en la Rioja data de 1065 cuando se reconoce a los vinos de la Rioja cuando son mencionados en la “Carta de población de Longares”. Buena parte de la producción del vino de la Rioja era destinado como vino de obligación, es decir, para el culto.

Apenas unos años más tarde, en el 1102 el Rey Sancho I de Navarra otorga reconocimiento a los vinos de la Rioja, otorgando potestad a los consejos para regular tanto la producción como el comercio de los mismos.

El siguiente alto en el camino significativo de la famosa D.O. Rioja lo encontramos ya en el siglo XVI, cuando ya se puede hablar de forma fehaciente del reconocimiento de los vinos que  proceden de la zona. Los envases que contenían los vinos de la Rioja comienzan a ser identificados por un anagrama, debido a que en esta época los vinos de la Rioja comienzan a tener tal fama que son susceptibles de falsificación. Como consecuencia de de esta posibilidad de fraude hay constancia de ordenanzas municipales que prohibieron la entrada en la capital riojana de Logroño de vinos procedentes de otras ciudades; intentando con esto proteger la venta de vino de la zona.

Durante los siguientes siglos la consolidación de la producción los vinos de la Rioja es evidenciada por el creciente cultivo de la vid en la zona. Tanto, que en el siglo  XVII el consejo regulador de los vinos de la Rioja optó por prohibir nuevas plantaciones en aras de preservar la creciente fama de calidad que de los vinos de la Rioja estaban adquiriendo.

Dadas las escasas infraestructuras para el transporte con las que contaba la región, aunado a la creciente oferta de los mismos, no así su calidad, disminuyó drásticamente el precio. Esta situación puso en serios problemas la situación de merecida fama que los vinos de la Rioja habían adquirido en el pasado.

En 1878 se creó la Real Sociedad Económica de la Rioja Castellana, cuyo papel consistía en velar por los intereses de la sociedad y economía vinculadas al vino en la Rioja.
Fué gracias a una iniciativa de esta sociedad, en busca de dar solución al excedente vino en la región, la que propició la aparición de Manuel Quintano. Clérigo de origen alavés y que tras haber pasado un tiempo en Francia cedió sus estudios acerca de la elaboración de vino adquiridos en las bodegas de los Grands Crûs de Burdeos, cuyos métodos distaban mucho de los métodos que acostumbraban en la época a utilizarse para la elaboración de vinos de la Rioja. Estos métodos se diferencian especialmente en la selección y limpieza de la uva, un prensado más suave de las mismas eliminado la posibilidad de que pudieran transmitir sustancias que pudieran perjudicar el resultado posterior de la elaboración y un delicado proceso de trasiego y clarificación que permitía afinar la calidad de los vinos.

Tras un año de experimentación en las bodegas familiares Manuel Quintano obtuvo el reconocimiento con sus vinos en diversas ferias nacionales e internacionales que ratificaban  sus propuestas, si bien no se vieron secundadas por otros bodegueros, que veían en sus técnicas un aumento en el precio de producción del vino.

A finales del siglo XIX aparecen en escena nuevos personajes que no harán sino consolidar el prestigio de los vinos de Rioja, entre estos podríamos destacar a Guillermo Hurtado de Amézaga, su hijo Camilo,más conocido como el Marqués de Riscal, Luciano Murrieta o Jena Pineau. Estos obtuvieron gran éxito en certámenes y reconocimiento por parte de crítica y público, lo que unido a una enfermedad del vino conocida como oidio que estaba haciendo mella en la cosecha francesa hicieron que el interés por los vinos riojanos fuera en aumento. Esto unido a la filoxera supuso el impulso definitivo para los vinos de la Rioja en el extranjero.

A pesar de ello y como gran parte del viñedo europeo, la filoxera atacó también al viñedo de la Rioja, que pesar de que el consejo regulador de la época intentó salvaguardar tomando ciertas medidas, en 1899 son detectados los primeros brotes en viñedos  pertenecientes a esta denominación. Su expansión es tan rápida que en 1902 prácticamente la totalidad de la Rioja Alta se ha visto invadida y en 1904 se puede hablar de que la totalidad del viñedo riojano se ha visto afectado.

Al igual que en el resto de zonas vinícolas en la Rioja la filoxera supone un duro revés para su desarrollo, y hasta prácticamente 30 años después no se puede hablar que de haya una recuperación. Hemos de decir que gracias a esto, también, hay un cambio de mentalidad en el bodeguero español, que se procura en adelante acceso a publicaciones y estudios que ponen fin en los inicios del siglo XX a la obsoleta rusticidad de la viña nacional.

En 1926 se decreta la creación del Consejo Regulador que delimita la zona de la Rioja, controla la expedición de precintos de garantía y persigue el uso fraudulento de la marca vinos de Rioja. En 1945 este organismo queda legalmente constituido.

En 1991 se le otorga el carácter de Denominación de Origen Calificada Rioja, es la primera en obtener este rango en España y que supone el rango cualitativo más alto de las que se contemplan.

En la actualidad un 30% de la producción del vino de la Rioja se elabora aún de forma artesanal, siguiendo usos transmitidos de generación en generación. Los viticultores han sabido mantener las virtudes de estos métodos pero aprovechando las ventajas que suponen los múltiples avances técnicos de que hoy dispone el sector.

¿QUE DISTINGUE la zona vitivinicola de la Rioja?

Los vinos de la Rioja deben gran parte de su cualidades a su medio geográfico que dan lugar a vinos con un buen grado de alcohol de acidez medio-elevada, un gran cuerpo y de buena coloración.

La Rioja es una zona española situada en el norte de la península ibérica, situada a ambos márgenes del río Ebro y abarca la zona comprendida entre las poblaciones de Haro situada en el extremo más occidental y Alfaro que se encuentra en el extremo oriental, aproximadamente 100 km. separan ambas poblaciones. El ancho de esta ribera es de unos 40 kms aproximadamente. Esto supone que son un total de unas 63.500 hectáreas aproximadas de viñedo distribuidas entre las provincias de La Rioja, Álava y Navarra. Los viñedos amparados bajo la denominación de origen de la Rioja se encuentra perfectamente delimitada por accidentes geográficos.

Dentro de la D.O. Rioja existe además una diferenciación geográfica que puede ayudarnos a conocer un poco mejor la idiosincrasia los vinos de la Rioja:

La Rioja Alta

Abarca cerca de 26.800 Hectáreas, repartidas entre municipios de la Rioja y alguna población a modo testimonial de la provincia de Burgos. Esta zona cuenta con una influencia climática atlántica. Los viñedos de la Rioja Alta se reparten entre suelos arcillo-ferrosos, arcillo-calcáreos y aluviales.

La Rioja Baja

Con una extensión cercana a los 23.800 hectáreas pertenecientes a los términos municipales de poblaciones pertenecientes a la Rioja y a Navarra. Cuenta con un clima más seco que la Rioja Alta, debido a que el clima atlántico se ve influenciado por el clima mediterráneo, Los suelos sobre los que se encuentran los viñedos de la Rioja Baja son principalmente suelos aluviales y arcillo-ferrosos.

La Rioja Alavesa

Tiene una extensión de casi 13.000 hectáreas repartidas todas ellas en poblaciones de la provincia de Álava. Esta subzona de la Denominación de Origen de la Rioja cuenta con clima predominantemente atlántico. Los suelos sobre los que se hallan los viñedos de la Rioja Alavesa son similares a los que encontramos en la Rioja Alta, arcillo-calcáreos, arcillo-ferrosos y aluviales.

Variedades de uva adminitias para la elaboración de vinos Rioja

En función del tipo de vino los vinos Rioja pueden ser elaborados con las siguientes variedades de uva:

Vinos Rioja Tintos

Los vinos de la Rioja tintos son elaborados con un mínimo del 95% con uvas desgranadas de las variedades,Tempranillo, Garnacha Tinta, Graciano, Mazuelo y Maturana. En el caso de utilizarse uvas enteras el porcentaje pasa a ser de un 85%.

Vinos Rioja Blancos

Para la elaboración de vinos de la Rioja Blancos se utilizan uvas de la variedades, Garnacha blanca, Malvasía, Terruntés, Viura y Tempranillo Blanco. También está permitido el uso de vinos en cuya elaboración se hayan utlizado variedades de uva como la Verdejo, Sauvignon Blanc y Chardonnay, si bien en el caso de utilizarse alguna de estas variedades no puede ser la uva predominante en el resultado final.

Vinos Rioja Rosados

Para la elaboración de vinos de la Rioja rosados al menos un 25% de las uvas que se utilizan son de las variedades Tempranillo, Graciano, Garnacha Tinta,  Mazuelo y Maturana Tinta. También pueden emplearse otras variedades como la Verdejo, Chadornnay o Sauvignon Blanc.

Características sensoriales de los vinos Rioja

Vinos Rioja Cata de los vinos Rioja
Vinos Rioja Blanco.

Los vinos Rioja blanco son de color amarillo pajizo con ribete verde limón, limpio y brillante.
Aromas a fruta verde, flores y vegetales, típicos de la variedad, aparecen en nariz en la cata olfativa de estos vinos.
En boca son vinos de acidez moderada con gran sensación de frescor.

Vinos Rioja Blanco con Crianza.
Crianza y Reserva: 24 meses de envejecimiento, al menos 6 en barrica y el resto en botella. Gran Reserva: 48 meses, al menos 6 en barrica y el resto en botella

Los vinos Rioja Blancos con Crianza son de color amarillo pajizo con ribete verde dorado, limpio y brillante.
En nariz son vinos florales y frutales ensamblados con aromas de madera de roble (vainilla, tostados y ahumados).
Los vinos Rioja blancos con crianza son ligeramente ácidos bien integrados con los tostados de la madera.

Vinos Rioja Rosado Joven.

Tonos fresa con ribetes frambuesa son los colores de un vino Rioja Rosado joven, que son además brillantes y limpios.
En nariz las frutas rojas y notas florales tienen gran presencia.
En boca un vino Rioja Rosado Joven se caracteriza por la sensación de frescor que nos proporciona y gran equilibrio entre la fruta y acidez.

Vinos Rioja Rosado con Crianza.
Crianza y Reserva: 24 meses de envejecimiento, al menos 6 en barrica y el resto en botella.
Gran Reserva: 48 meses, al menos 6 en barrica y el resto en botella

Los vinos Rioja Rosado con Crianza tiene un color Rosa con ribetes Salmón.
En nariz encontraremos frutas rojas con aromas de madera de roble, que le darán toques a vainilla, tostados y ahumados.
Al gusto son ligeramente ácidos y bien integrados con tostados de madera.

Vinos Rioja Tinto

En los vinos Rioja tintos jovenes predominan las tonalidades púrpura con algún toque violáceo.
Son generalmente vinos que en nariz muestran un afrutado varietal intenso, con alguna sensación floral.
En boca son vinos sabrosos con un gran equilibrio de acidez, alcohol y tanino.

Vinos Rioja Tinto Crianza
24 meses de envejecimiento, al menos 12 en barrica y el resto en botella.

Los vinos Rioja Tinto Crianza se caracterizan por tener un color granate, cereza.
En nariz encontramos armonía entre aromas frutales y los tostados de madera de roble.
En boca son vinos con buen cuerpo, de taninos suaves y sabrosos.

Vinos Rioja Tinto Reserva.
36 meses de envejecimiento, al menos 12 en barrica de roble y el resto en botella.

Los vinos Rioja Reserva presentan un color rojo cereza picota con ribetes rubí.
En nariz son vinos complejos con una buena integración de fruta madura y aromas especiados, como la vainilla, el tabaco y algunos apuntes torrefactos.
En boca presentan buena estructura y armonía. Son vinos suaves y aterciopelados.

Vinos Rioja Tinto Gran Reserva.
60 meses de envejecimiento, 24 de ellos en barrica de roble y 36 en botella.

Los vinos Rioja tinto gran reserva a la vista son de color rojo rubí con tonos teja.
En nariz son vinos de gran complejidad e intensidad aromática con notas especiadas como el tabaco, torrefactos, frutos secos, clavo o nuez.
Estos vinos Rioja son vinos que en boca son suaves, finos y elegantes con una persistencia elevada.

Leer Mas
 
Mostrar:
689 713 421 - Whatsapp
900 878 294 - Llamada Gratuita
Haz tu compra por teléfono: 900 878 294 (Llamada gratuita) Vino España google plus Vino España en Pinterest Vino España en Pinterest Vino España facebook

Vino España usa cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la página y ofrecerte funcionalidades extras.

Debes aceptar nuestra política de uso de cookies.